Hola!!!

Desde estas lineas quiero agradecer a todos vuestra visita a mi pagina.Aqui vereis una pequeña muestra de mi trabajo ya que desde que encontré el fieltro me he vuelto loca con los proyectos,unos ya realizados y otros guardados en algun rinconcito de mi cabeza y que algun dia de estos espero poder realizar.


En este espacio además podreis encontrar diferentes manualidades realizadas con tecnicas muy variadas y diferentes estilos.



Sin más espero que disfruteis de mis creaciones tanto como yo lo hago.



Si quereis consultar algo no dudeis en escribir a mi correo anaire13@hotmail.com, y os atenderé lo más pronto posible.



A todos de nuevo muchas gracias...

jueves, 15 de diciembre de 2011

El señor Duende y la Galleta de Gengibre..

Una nueva entrega de " las bolas de navidad"..
  • Recién horneada está la galleta de gengibre, con su pañuelito de lunares, sus pendientes y su pelito de plumillas blancas...
Le acompaña El Señor Duende.
  • Con sus grandes ojos verdes y su trajecito azúl, en el gorro no sé si lo apreciareis bien pero lleva un mini cascabel que hace un pequeño ruidito que avisa de su llegada..
  • Mañana más....

9 comentarios:

NINUKA dijo...

Ainssss que graciosos !!! eres única !!! te han quedado monísimos !!! Bsitossss

RoSi dijo...

Q BONITOS!!

Creando con graciela dijo...

Hola Anire, GENÍA DE LAS MINIATURAS EN FIELTRO, sos única en este arte, me encantarón FELICITACIONES.
dESDE SALTA, ARGENTINA, FELIZ AÑO 2012, con mucha PAZ y en FAMILIA, un abrazo GRACIELA

encar.bilbao dijo...

Muy bonitas, que imaginación, has preparado muchas cosas
Saludos

Nuria dijo...

Me encantaaaaa,,, muy chulasss!!!! El duende es simpatiquísimooooo!!!

Marisa dijo...

Te deseo una FELIZ NAVIDAD y UN AÑO NUEVO lleno de creatividad.
Besos

manualidades artisticas dijo...

Hola si las primeras son guapas estas más. ¡FELIZ NAVIDAD!

Tàlia dijo...

Q graciosísimos q son!

Mª José dijo...

En estas fiestas, pase a desearte:
Que tengas salud primero, trabajo después, armonía siempre y algún que otro corazón amigo en el que refugiarte en las horas bajas.
Que Dios (o Aquello en lo que tu creas) no sea tacaño con sus bendiciones y que cuando las deje caer sobre ti, sepas reconocerlas.
Gracias por el regalo de tu amistad.
Besotes de colores y un achuchón de osa